Este youtuber emula juegos de PC en un móvil con Snapdragon 8 Gen 3 y queda impresionado con el rendimiento

El Qualcomm Snapdragon 8 Gen 3 es capaz de emular juegos Windows como Final Fantasy VII Remake, GTA V o Cyberpunk 2077.

El popular youtuber Geekerwan ha publicado un vídeo para demostrar de lo que es capaz el potente Snapdragon 8 Gen 3, el procesador para móviles más potente de Qualcomm hasta la fecha. Para ello ha emulado distintos juegos de PC como, Devil May Cry 5, Final Fantasy VII Remake, GTA V o incluso Cyberpunk 2077, con un resultado que merece la pena ver.

Para ello ha utilizado Mobox, un emulador al que ya hemos visto ejecutando GTA V con anterioridad, que simplifica el proceso de emulación de juegos Windows en móviles Android, ofreciendo además un rendimiento impresionante. Pero vamos a ver de qué ha sido capaz el ASUS ROG Phone 8, el dispositivo en el que ha hecho las pruebas.

Emulando juego de PC en Android: el Snapdragom 8 Gen 3 es una bestia

Vídeo de Geekerwan emulando distintos juegos de PC en Android con Mobox.

Después de explicar el proceso de instalación del emulador, el youtuber empieza las pruebas con el primer juego en el minuto 8:40 del vídeo, ejecutando Stry, la aventura que nos pone en la piel de un gato callejero. Con una resolución de 1600x720p, el juego supera sin mayor problema los 30 FPS, e incluso en algunas zonas llega a alcanzar cifras superiores a los 60 FPS.

Stray no es un juego demasiado exigente, por lo que luego prueba con un juego más demandante como es Devil May Cry 5, lanzando en 2019. En este caso, el ROG Phone 8 logra aguantar el tipo de una forma más que solvente, moviendo el juego a tasas superiores a los 50 FPS con una resolución de 720p.

Tras intentar ejecutar Dyson Sphere Program, en el que el rendimiento es mejorable, decide probar suerte con Star Wars: Fallen Orden, juego de 2019 con el motor gráfico Unreal Engine. El juego funciona sorprendentemente bien, a entre 30 y 40 FPS, y con un nivel gráfico muy alto. Un rendimiento similar al de Final Fantasy VII Remake, en el que modificando los ajustes para cambiar de DirectX 12 a DX11, logra alcanzar también tasas superiores a los 40 FPS.

También prueba con popular Palworld, aunque es prácticamente injugable, probablemente porque se trata de un juego lanzando hace tan solo unos meses y no tanto por su exigencia gráfica. Y deja para el final dos juegazos: GTA V y Cyberpunk 2077.

En el caso de GTA V, Geekerwan lo prueba en distintos procesadores (Snapdragon 8 Gen 2, 8 Gen 2, 8+ Gen 1 y Snapdragonm 888, y en todos logra alcanzar un rendimiento superior a los 30 FPS en resolución 1600x720p salvo en el caso del Snapdragon 888. De paso, también nos muestra las cifras de consumo energético, que son mayores a más potente es el procesador. Sin embargo, si el juego es limitado para no superar los 30 FPS en ningún caso, la situación es justo al revés: los procesadores más potentes tienen un menor consumo energético, ya que a más potencia, son menos exigidos.

Rendimiento y consumo de GTA V ejecutado en Mobox
Rendimiento y consumo energético de GTA V en Android con Mobox. Imagen: Geekerwan.
Consumo energético de GTA V en Mobox a 30 FPS
Consumo energético de GTA V en Android con Mobox limitado a 30 FPS. Imagen: Geekerwan.

Por último, logra ejecutar Cyperpunk 2077, aunque en este caso lo hace en un Redmagic 9 Pro, que también monta el Snapdragon 8 Gen 3. El solo hecho de que un juego de esta magnitud pueda iniciarse en un dispositivo móvil ya es todo un logro, pero no solo eso, sino que logra salir al mundo abierto y jugar incluso a una resolición de 720p, aunque eso sí, el rendimiento a duras penas supera los 10 FPS.

Consumo energético y temperaturas, los dos puntos críticos de la emulación en móviles

Llegados a este punto, podemos decir que la emulación de juegos para ordenadores en móviles es una realidad. Como hemos visto, muchos juegos ya se pueden ejecutar con un rendimiento muy bueno e incluso sin necesidad de reducir los gráficos al mínimo, lo que demuestra una vez más la enorme potencia que han alcanzado los chipsets para móviles.

Sin embargo, los dispositivos móviles siguen teniendo dos puntos críticos que afectan directamente al rendimiento. El consumo energético es uno de ellos, y es que obviamente, la capacidad de las baterías es muy limitada. En el caso de un ordenador o consola portátiles hay espacio para incorporar baterías de mayor capacidad, pero en los móviles el espacio es realmente escaso, por lo que la autonomía al emular juegos tan exigentes va a ser muy corta. Esto nos obliga a mantener conectado el dispositivo a una fuente de corriente si queremos jugar durante varias horas seguidas, por lo que el dispositivo móvil pierde una de sus grandes propiedades, que es precisamente la de la movilidad.

Y esto nos lleva al segundo punto. A mayor consumo energético, mayores son las temperaturas alcanzadas por los chips, y a mayores temperaturas, peor rendimiento sostenido. Cuando el hardware alcanza ciertos grados, el sistema sufre lo que se conoce como «thermal throttling», que no es más que un mecanismo que limita el rendimiento máximo buscando así reducir esa temperatura para no alcanzar límites peligrosos que puedan dañar el dispositivo.

Además, al tener que conectar el terminal a un enchufe para poder seguir jugando, las temperaturas suben de forma todavía más rápida, aunque por suerte ya hay dispositivos que incorporan opciones de separación de carga, que permiten conectarlo a la corriente para darle energía pero sin cargar la batería al mismo tiempo, lo que evita que la propia batería se caliente.

Al jugar a estos niveles tan exigentes, se recomienda utilizar accesorios de enfriamento como vemos en el propio vídeo (el youtuber utiliza un ventilador externo de ASUS para tratar de enfriar el dispositivo) o bien optar por dispositivos con sistemas de refrigeración activo, como por ejemplo los móviles gaming de Redmagic, que tienen incorporado un pequeño ventilador que ayuda a disipar el calor.