JUEGOS
JUEGOS

Llevar juegos de consola y PC a móviles no es nuevo: NVIDIA ya lo hizo hace 10 años

Actualizado: 27/11/2023 18:28

Apple aprovechó la presentación de sus nuevos iPhone 15 para dar una gran noticia a los más gamers: juegos de consola como Death Stranding o Assassin’s Creed Mirage podrán funcionar de forma nativa en los iPhone 15 Pro gracias al potente procesador Apple A17 Pro que incorporan.

Sin duda, un gran avance para el mobile gaming, pero cabe recordar que no es la primera vez que se hace algo así. Hace casi una década, Nvidia ya probó algo parecido con su consola portátil, la Nvidia Shield, y su tablet, la Nvidia Shield Tablet, ambas con Android, para las que se lanzaron en exclusiva juegos de consola y PC que nunca habían sido portados a Android hasta ese momento.

De acuerdo, no eran móviles, pero sí tenían un sistema operativo para móviles, y un hardware de NVIDIA cuya potencia daba un salto generacional, pero tampoco estaba tan alejada de lo que ya ofrecían los móviles tope de gama de la época con procesadores Qualcomm o Exynos. ¡Demos una vuelta al pasado!

Nvidia Shield, una portátil con Android que venía del futuro

En 2013, hace justo 10 años, Nvidia lanzaba la Nvidia Shield Portable con Android. Era, sin duda, una precursora en un mercado, el de las consolas con Android, apenas explorado por aquél entonces (cabe recordar que el primer móvil Android se había presentado solo 5 años antes), y un dispositivo adelantado a su época, como bien exponían nuestros compañeros de Xataka Android hace poco.

Nvidia Shield Portable
La Nvidia Shield Portable era una pantalla a un gamepad pegada. Se podía cerrar y quedaba bastante compacta para transportar con comodidad.

Con su chipset Nvidia Tegra 4, formado por una CPU de 4 núcleos ARM Cortex-A15 (más un quinto núcleo de bajo consumo) corriendo a 1,9 GHz y una GPU de 72 núcleos a 672 MHz, era lo más potente que se había visto hasta entonces en dispositivos móviles. Un paso por delante de Qualcomm (que estaba a punto de estrenar sus Snapdragon 800), de Samsung con sus Exynos y del Apple A7 que incorporaría el primer iPad de la historia.

La Nvidia Shield, al tener Android, incluía acceso total a Google Play, y también tenía una opción muy interesante para los que tuviesen un ordenador con tarjeta gráfica GeForce GT650 o superior: podías transmitir los juegos del PC a través de la red Wifi a la portátil y jugarlos desde ella. El streaming local de videojuegos había llegado a nuestras vidas casi sin darnos cuenta.

¿Pero más allá de eso, qué podríamos jugar con la Nvidia Shield que no pudiésemos jugar ya en otros dispositivos Android? ¿Tanta potencia solo para jugar a los juegos para móviles que había en aquél momento? Pues no, no solo para eso. Nvidia tenía un plan.

Half-Life 2 en un sistema operativo para móviles: Lo nunca visto

Solo unos meses después del lanzamiento de Nvidia Shield, la compañía anunciaba en 2014 un bombazo: el mítico Half-Life 2 de Valve, ya por entonces considerado juego de culto, había sido portado a Android, aunque en exclusiva para su dispositivo. Pese a que no fue el primero, ya que ese mérito lo tiene Portal (también de Valve), sí que fue el port que más llamó la atención en ese momento. ¿Jugar al Half-Life 2 original en un dispositivo Android portátil? Increíble.

Portal y Half-Lufe 2 en Nvidia Shield.

De esta forma, Nvidia daba un paso adelante en los juegos para sistemas operativos móviles. Android se convertía en una plataforma en la que se podían jugar a videojuegos con calidad PC. Y es que a pesar de que ya tenían sus años (Half-Life 2 salió en 2004 y Portal en 2007), poder jugar a esos juegos en Android era todo un hito, sobre todo teniendo en cuenta el nivel de los juegos para móviles que existían en ese momento.

Más dispositivos y más ports

Ese mismo año 2014 Nvidia lanzaría la Nvidia Tablet Shield, otro dispositivo orientado a jugar aunque no era más que una tablet con Android. Eso sí, de nuevo se trataba de una máquina extremadamente potente, ya que montaba el chipset sucesor del Tegra 4: El Tegra K1.

Y solo un año después, en 2015, llegaría la Shield TV, una consola de sobremesa (también con Android) para jugar en cualquier TV con HDMI. Un dispositivo que, por cierto, comparte procesador con la Nintendo Switch (el Tegra X1) que se lanzaría al mercado en 2017. Con todos estos dispositivos en el mercado (la Shield TV tuvo revisiones en 2017 y 2019), seguirían llegando ports, siendo los siguientes los más destacados (entre paréntesis la fecha de lanzamiento en Shield):

  • Portal (2014)
  • Half-Life 2 (2014)
  • Half-Life 2: Episode One (2014)
  • Half-Life 2: Episode Two (2015)
  • Q.U.B.E. Director’s Cut (2015)
  • Doom 3: BFG Edition (incluye Doom y Doom 2) (2015)
  • Metal Gear Rising: Revengeance (2016)
  • Super Meat Boy (2016)
  • Borderlands: The Pre-Sequel (2016)
  • Super Mega Baseball (2016)
  • Resident Evil 5 (2016)
  • Tomb Raider [2013] (2016)
  • Metal Gear Solid 2 HD (2017)
  • The Witness (2017)
  • Metal Gear Solid 3: Sneake Eater HD (2017)

Nota: Algunos de ellos solamente se pueden jugar en Shield TV (no en Tablet Shield ni en Shield Portable). Los juegos de Metal Gear Solid fueron retirados por Konami de tiendas digitales, incluyendo Google Play.

El cloud gaming, la tumba de los ports de Nvidia

La lista de juegos portados a los dispositivos de Nvidia deja de crecer desde 2017. Y la «culpa» no es otra que la del cloud gaming. NVIDIA, que ya llevaba tiempo trabajando en su proyecto de streaming de videojuegos a través de la nube, acabaría por centrarse totalmente en ello para dar vida al actual GeForce Now, lo que irremediablemente significaría el dejar de lado los juegos nativos para sus dispositivos y apostarlo todo a su servicio.

De hecho, si vamos a la antigua página de juegos de Shield dentro de la página de Nvidia, vemos que nos redirecciona a la página de GeForce Now.

Y llegó Apple: Esto es otro nivel

Tráiler de mobile gaming en el iPhone 15 Pro.

De vuelta 2023, la verdadera revolución de Apple no es el simple hecho de hacer funcionar juego de consola y PC en sus móviles, sino con qué juegos lo va a hacer y cuándo lo va a hacer. En el caso de NVIDIA, los juegos que se portearon ya se habían lanzado hacía bastantes años en sus plataformas originales (Half-Life 2 es de 2004, así que ya tenía 10 años cuando llegó a los productos de NVIDIA) o bien tampoco eran una maravilla técnica (Super Meat Boy, The Witness,…). Quizás los más destacados (al menos a nivel técnico) fueron Tomb Raider, Resident Evil 5 o los Metal Gear Solid.

Pero en el caso de Apple, estamos hablando de juegos que tienen muy pocos años o incluso meses, y sí que entrarían en la categoría de triple A. Títulos como Death Stranding, que es de 2020, Resident Evil 4 Remake, que se lanzó este mismo 2023, o Assassin’s Creed Mirage, que ni ha salido para consolas todavía, empezarán a llegar antes de que acabe el año a los iPhone 15 Pro. Estos son los juegos anunciados por ahora:

  • Resident Evil Village (2021): Lanzamiento en 2023.
  • Resident Evil 4 Remake (2023): Lanzamiento en 2023.
  • Assassin’s Creed Mirage (2023): Lanzamiento en 2024.
  • Death Stranding (2021): ¿Lanzamiento en 2023?

Es cierto que la lista es muy corta, pero ver juegos de tal magnitud moviéndose nativamente en un teléfono móvil será toda una experiencia. Por ahora, se desconoce si estos «ports» se harán con más juegos, y de hecho, es una de las grandes dudas que nos ha surgido tras el anuncio, entre otras incógnitas como:

  • ¿Cómo será la calidad gráfica? ¿Habrá downgrades respecto a las versiones originales?
  • ¿Cómo será el rendimiento? ¿Funcionarán a 60 FPS?
  • ¿Cuánto espacio de almacenamiento ocuparán estos juegos?
  • ¿Cuál será su precio? ¿Formarán parte de Apple Arcade?
  • ¿Qué hay del consumo de batería y de las temperaturas?

Conclusión: No es por la potencia (que también)…

Como hemos mencionado anteriormente, ni la NVIDIA Shield portátil ni la tablet eran muchísimo más potentes que los mejores móviles del momento. Y tampoco lo es Shield TV, para que se lanzaron ports hasta 2017. De hecho, cuando la comunidad consiguió que Half-Life 2 o Portal funcionasen en otros Android, se demostró que no era cuestión de falta de potencia. Sin embargo, sí había una gran diferencia: eran dispositivos pensados para jugar y para los que NVIDIA tenía una estrategia, que no era otra que cerrar acuerdos con desarrolladores de videojuegos para llevar sus juegos a sus equipos.

La situación con los iPhone 15 Pro nos recuerda en cierta manera a esa etapa. Sí, su CPU y su GPU son tremendamente potentes, lo más potente en hardware para móviles del momento, pero estamos convencidos de que un Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2 podría mover igualmente esos juegos si fueran portados. Recordemos que este procesador ya es capaz de emular juegos de Nintendo Switch e incluso de Windows, algo de lo que incluso se ha hecho eco una marca como Redmagic al enterarse de que Cyberpunk 2077 había sido emulado en uno de sus teléfonos:

…es por la voluntad

Por tanto, realmente lo que marca la diferencia es que hay acuerdos (seguramente con intercambio de un buen montón de billetes) y una voluntad por parte tanto de Apple como de las desarrolladores para adaptar sus juegos a iOS, algo que en Android no existe. Y los motivos por los que no existe son varios, aunque para nosotros los fundamentales son estos tres:

  • Desarrollo: Desarrollar para el iPhone 15 Pro significa desarrollar para una única plataforma, un estándar, mientras que desarrollar para dispositivos Android significa desarrollar para cientos de variantes de hardware y software, con las dificultades que ello implica durante el desarrollo, y los problemas que pueden aparecer a posteriori y a los que habría que dar soporte.
  • Rentabilidad: Probablemente estos juegos solo funcionarían correctamente en dispositivos de la gama más alta, por lo que a nivel económico difícilmente compensaría trabajar en esos ports, sobre todo si tenemos en cuenta que los móviles Android que más abundan en las manos de los usuarios son de gama media. Además, ¿cuántos usuarios estarían dispuestos a pagar precios altos por juegos para su móvil, por mucho que estos sean auténticos AAA?
  • El pirateo es extremadamente sencillo en Android. En muchos casos, basta con descargar un APK modificado (de sitios poco recomendables) y los archivos del juego. En 3 clics, es posible instalar juegos de pago en el móvil sin coste alguno. Claro que los desarrolladores podrían implementar sistemas antipirateo como el DRM, como ya hacen en Feral Interactive (ROME: Total War), por ejemplo.

¿Cómo podríamos volver a ver algo igual en Android?

Atendiendo a todo lo comentado, creemos que algo así solo sería posible en Android si una compañía en concreto (o una alianza de varias) tomase la decisión que en su momento tomó NVIDIA, lanzando sus propios dispositivos con hardware propio, y llegando a acuerdos con desarrolladores para que llevasen sus juegos a esos dispositivos.

Bajo nuestro punto de vista, una buena candidata podría ser Qualcomm. La empresa estadounidense tiene décadas de experiencia a sus espaldas en la fabricación de SoCs para móviles Android. Cada vez le da más importancia al gaming en sus creaciones, con GPUs Adreno que se superan a cada generación, e incluso con líneas de chipsets especialmente destinadas al gaming. ¿Por qué no lanzar su propio móvil enfocado a los juegos?

Otra opción podrían ser fabricantes de móviles como Samsung o Xiaomi, que incluso cuentan con sus propias tiendas en las que descargar juegos, o incluso Nubia, que ya tiene un gran bagaje en cuanto a móviles gaming se refiere con sus Redmagic.

Sea como sea, no es algo sencillo de conseguir, y muy a nuestro pesar, será difícil ver que juegos de consola o PC modernos y recientes sean portados a dispositivos Android.

Bibliografía:

Los imprescindibles