MÓVILES
MÓVILES GAMING

Razer Kishi V2, análisis: Como jugar en consola, con un gran pero

Tras varias semanas de pruebas, hoy analizamos el Razer Kishi V2, uno de los mejores mandos para móviles que podemos comprar en la actualidad. De formato telescópico, este gamepad nos permite olvidarnos de los botones táctiles y transformar nuestro móvil en una consola portátil, haciéndolo ideal para juegos nativos con soporte para mandos, emuladores y cloud gaming.

En este análisis veremos todas sus características y especificaciones, y detallaremos todos los aspectos relevantes del mando como el diseño, la ergonomía, la calidad y precisión de los botones y todas las funcionalidades extra que nos ofrece.

Aunque también la veremos al final del análisis, te adelantamos ya nuestra valoración con los puntos positivos y negativos del Razer Kishi V2, para que veas rápidamente qué nos ha parecido.

Razer Kishi V2 en breve: Características, especificaciones técnicas y precio

Primero, repasaremos las características y especificaciones de este Razer Kishi V2. Igual que el primer Razer Kishi, se trata de un gamepad de formato telescópico, es decir, cuenta con un mecanismo que se alarga para poder colocar el dispositivo móvil, y se cierra cuando no lo tenemos colocado, reduciendo así sus dimensiones y haciéndolo más transportable. El mando no cuenta con batería propia, sino que se alimenta de la energía del móvil.

La conexión es mediante USB Tipo-C (el móvil debe tener soporte OTG para reconocer el mando), por lo que no servirá para móviles con micro-USB. También existe una versión con el conector Lightning para los usuarios de iPhone. Esta conexión física hace que la latencia sea muy baja, imperceptible cuando estamos jugando (veremos pruebas reales sobre esto durante el análisis). El mando es plug&play (conectar y jugar) aunque conviene instalar la app oficial Razer Nexus para actualizar su software y aprovechar sus funcionalidades extra (las veremos durante el análisis).

Parte frontal del Razer Kishi V2, y su caja
El Razer Kishi V2 es un mando telescópico con conexión USB-C que cuenta con todos los botones de un mando de consola, incluyendo gatillos y joysticks, además de 2 botones extra.

Incluye todos los botones que puede incluir un mando tradicional, como los botones de acción A/X/B/Y, cruceta, 2 sticks analógicos (con pulsación L3, R3), 2 botones traseros (L1 y R1) y 2 gatillos analógicos (L2 y R2), y además incluye dos botones extra (M1 y M2) programables, sobre los que hablaremos más adelante. Aparte, un par de botones de navegación además de un botón para abrir la app de Razer y otro dedicado a hacer capturas de pantalla instantáneas. Los botones ahora usan microswitches, uno de los cambios fundamentales desde el primer Razer Kishi (luego incidiremos sobre ello).

En cuanto a las dimensiones, el mando cerrado mide aproximadamente 180 milímetros de longitud, que puede alcanzar hasta los 265 mm en su estado de máxima apertura. El alto es de unos 90 milímetros, para un grosor de unos 34 milímetros desde sus puntos más distantes. El peso total es de 123 gramos.

Razer Kishi V2
FormatoTelescópico
ConectividadUSB Type-C
Dimensiones y peso179 x 89 x 34 mm., 123 gramos
CompatibilidadMóviles Android 9.0 (o superior)
Hasta 170 mm de longitud
Hasta 11,5 mm de grosor
BotonesA/X/B/Y, D-Pad
2 sticks analógicos
L1/R1
L2/R2
L3/R3
M1/M2
Navegación
App Razer
Captura de pantalla
SoftwareApp Razer Nexus
ExtraCarga simultánea
Razer Kishi V2: Especificaciones técnicas.

Precio y dónde comprar

El Razer Kishi V2 tiene un precio oficial de 119,99 euros, aunque actualmente se puede comprar por precios ligeramente más bajos en comercios como Amazon, PcComponentes o MediaMarkt.

Calidad, diseño y ergonomía: De notable alto

El Razer Kishi V2 es un mando que transmite sensación de buena calidad nada más abrir su caja, en la que viene perfectamente sujeto con una espuma. Al retirarlo de la espuma, rápidamente nos damos cuenta de su ligereza, notablemente inferior a la del primer Razer Kishi (123 gramos vs 163 gramos).

Al mismo tiempo notamos un mando robusto y compacto, que tanto a simple vista como en las manos parece (y es) menos aparatoso que el primer modelo, como si lo hubiesen sometido a un tratamiento de adelgazamiento, y de ahí su gran reducción de peso.

El mecanismo al que hacíamos referencia antes ahora es rígido, mientras que en el primer Razer Kishi era una tira de goma blanda, lo que le permitía compactarse hasta que ambos lados del mando se tocaban para quedarse en solo 134 milímetros de longitud. Por este motivo, el Razer Kishi V2 es más largo cuando no lo estamos usando (180 milímetros), y aunque sus dimensiones y su peso hacen que se sienta más pequeño y manejable, el otro modelo ocupaba menos espacio a la hora de transportarlo.

Jugar con el Razer Kishi V2 es realmente cómodo. El trabajo realizado en cuanto a ergnomía queda patente en la sujeción a la hora de jugar, y es que el mando se adapta perfectamente a nuestras manos (al menos a las nuestras, que son de tamaño medio tirando a grandes). A ello ayuda el acertado tamaño y, sobre todo, las ligeras pero notables protuberancias que tiene en las zonas de agarre, que permiten que las palmas de las manos se amolden de una forma muy natural y orgánica.

Esa zona tiene además un plástico con tacto rugoso en lugar del liso que protagoniza todo el mando, con el objetivo de favorecer el agarre. Y lo cierto es que es todo un acierto, ya que cumple con su cometido.

Zona rugosa y protuberancias en el Razer Kishi V2
Podemos apreciar la rugosidad en las zonas de agarre, y las protuberancias a ambos lados para favorecer un diseño ergonómico.

Todos los botones son perfectamente accesibles, y algo que nos ha gustado especialmente es que para alcanzar los botones traseros, como los R1/L1 o los gatillos, no tenemos que encojer en exceso los dedos o ponerlos en posiciones incómodas o poco naturales, cosa que sí nos ha ocurrido en otros mandos similares que hemos probado, lo que incluso puede llegar a generar ciertas molestias. En esta ocasión, la posición de estos botones es la ideal y su tamaño el adecuado para alcanzarlos sin esfuerzo.

Un poco más adelante dedicaremos un apartado en profundidad sobre los botones.

Colocación del móvil

Colocar el móvil en el Razer Kishi V2 es sencillo. Lo mejor, para evitar hacer mucha fuerza en el USB, es colocar primero la que sería la parte superior del teléfono, que quedará a nuestra izquierda, y empujar con el propio móvil para que el mando se empiece a estirar. Una vez hayamos creado el hueco necesario, aproximaremos el otro extremo del móvil al conector USB hasta que logremos conectarlo. Después de un par de repeticiones le tendremos el punto cogido.

Colocación del móvil al Razer Kishi V2
El mecanismo del Kishi V2 facilita la colocación y conexión del móvil.

En este aspecto, y después de haber analizado el GameSir X3 Type-C que tiene un USB con cierta flexibilidad (no está fijo en la misma posición sino que se puede mover un poco arriba y abajo para facilitar la conexión), quizás echamos en falta alguna solución en esta misma línea en el Razer. Sea como sea, repetimos que no es una tarea complicada, y no creemos que no tener un sisterma así pueda afectar a la durabilidad del conector.

Una vez colocado y bien encajado, solo queda fijarnos en que el móvil esté lo más recto posible, y empezar a jugar.

Nota: Algunos móviles traen la conexión OTG desactivada por defecto, así que será necesario activarla en los ajustes de conectividad para que pueda reconocer el mando y conectarse con éxito.

«Almohadillas» extraíbles e intercambiables

Las «almohadillas» (por llamarlas de alguna forma, ya que son piezas de plástico duro) o cojines incluidos tienen como misión mejorar la sujeción del móvil al mando, aunque solo cumplirán su propósito dependiendo del grosor del terminal. Los terminales muy finos no llegarán a apoyarse en los cojines, por lo que dará igual tenerlas puestas o no.

En ese caso, el móvil quedará «suspendido» en el aire, con el único apoyo del USB tipo C y los laterales del propio mando. En la siguiente imagen podemos ver el mando con un móvil de 6.8 milímetros (arriba) y otro de 8.5 milímetros, y en el caso del más fino se puede apreciar la luz entre el cojín y el propio terminal, mientras que el más grueso está totalmente apoyado.

Comparativa entre móviles de distinto grosor en el Razer Kishi V2
Los móviles más finos no se apoyarán en los cojines del Kishi V2, aunque esto no supone un problema grave de sujeción.

Sea como sea, a la hora de jugar con normalidad no hemos notado problemas de sujeción. Evidentemente, cuanto menos apoyo, más «libre» estará el terminal, pero con la propia presión ejercida por ambos extremos del mando no hay problemas para mantenerlo firme y estable.

En el caso de que tuviésemos un móvil demasiado grueso, tenemos la opción de retirar por completo esta especie de almohadillas (recomendamos hacerlo con algo que haga de palanca y sea suave para no dañar nada). Sin ellas, el mando acepta grosores de hasta 11,5 milímetros. Además, se incluyen otras dos piezas que son más finas que las que vienen instaladas por defecto, por lo que es otra posibilidad más para jugar con el grosor.

Evidentemente, es muy complicado adaptarse a la infinidad de tipos de móviles Android que hay en el mercado, por lo que al menos es de agradecer que Razer haya tenido algunos supuestos en cuenta en este sentido.

¿Se puede jugar con la funda puesta?

Aunque en Gamovil siempre recomendamos jugar sin funda o carcasa en el móvil por favorecer una refrigeración adecuada y evitar en la medida de lo posible el thermal throttling, entendemos que puede resultar incómodo tener que andar retirando la funda cada vez que queramos jugar.

El hecho de poder quitar las almohadillas hace que también ganemos espacio para unos milímetros más de longitud y también de grosor, lo que puede significar la diferencia entre poder jugar con funda o no. En el caso de nuestro móvil de pruebas la longitud no es un problema, pero sí el grosor, ya que al tener la funda puesta en el móvil nos es imposible conectar el USB, puesto que no hay forma de colocar el conector del móvil a la misma altura que el del mando.

Móvil con funda perfectamente conectado al Razer Kishi V2
Si retiramos las almohadillas del mando, podremos conectar el móvil con la funda puesta en la mayoría de casos.

Sin embargo, si quitamos la almohadilla del lado del USB, entonces sí podemos conectar el móvil con la funda puesta sin ningún problema. Esos pocos milímetros que ganamos al poner la funda, los compensamos al retirar la almohadilla, haciendo posible jugar sin tener que quitar la protección.

Poder jugar con la funda puesta con el Razer Kishi V2 dependerá de cada móvil y cada funda, aunque en la mayoría de casos no debería haber problemas si retiramos la almohadilla del mando. Los móviles de hoy en día no suelen superar los 9.5 milímetros de grosor, y la mayoría se sitúan entre los 8 y los 9 mm. Si tenemos en cuenta que en el mando encajan grosores de hasta 11.5 mm, todavía tendríamos un margen de unos 2-4 milímetros para la funda.

Botones, joysticks y gatillos: Muchas luces y una sombra

En los siguientes apartados, vamos a hablar en detalle sobre todos los botones del Razer Kishi V2 y sus características.

Adiós membrana, hola clic

Podríamos resumir así uno de los cambios principales de este Kishi V2 respecto al Kishi original. Si bien en este último teníamos un tacto más esponjoso en los botones y que emitían poco sonido al ser pulsados, en el V2 es todo lo contrario. Se pierde ese tacto de membrana en favor de uno más mecánico, podría decirse que incluso más directo, y en el que el sonido del clic es muy evidente. Esto se debe al cambio de membranas a microswitches.

Foto detalle de los botones de la parte derecha del Razer Kishi V2
El Razer Kishi V2 abandona los botones de membrana por los microswitches.

Para nosotros el cambio es positivo, aunque es algo que consideramos subjetivo. Con los microswitches sentimos que ganamos en precisión (o al menos en sensación de precisión), ya que no es necesario presionar tanto como con los de membrana. El sonido de los clics también ayuda a confirmar de forma casi inconsciente que efectivamente hemos pulsado el botón (como ocurre en los teclados mecánicos). Sin embargo, puede haber jugadores que se encuentren más cómodos con la esponjosidad de los botones de membrana.

Lo que no es tan subjetivo es el tacto de la cruceta o Dpad, que ahora se siente mejor y aquí sí podemos decirlo, es mucho más precisa. En el primer Kishi era una cruceta de membrana con la que no era difícil pulsar sin querer en una dirección que no queríamos, mientras que en el Kishi V2 se trata de una cruceta con cuatro switches, por lo que funciona casi como si fueran 4 piezas separadas (aunque la propia cruceta sigue siendo una única pieza).

Detalle de la cruceta del Razer Kishi V2
El cambio de membrana a microswitches le ha sentado muy bien al D-Pad del Kishi V2.

Este cambio de membrana a switch también ocurre en los botones traseros R1 y L1, así como en los botones extra M1 y M2 y en el resto de botones (captura de pantalla, botón de la app y navegación. Sobre los joysticks y los gatillos hablaremos en los siguientes apartados.

Joysticks analógicos: El gran «pero»

Si antes hablábamos de que la nueva cruceta mejoraba la del primer Kishi, lamentablemente no podemos decir lo mismo de los joysticks analógicos. Si bien antes teníamos unas palancas más parecidas a las de un mando de Xbox o PlayStation tanto en tamaño como en recorrido, ahora han sido sustituidas por unas idénticas en diseño a las de los Joy-Con de Nintendo Switch.

Son más pequeñas y tienen muy poco recorrido (recalcamos lo de poco), lo que inevitablemente hace que seamos menos precisos a la hora de jugar. Por ejemplo, en juegos de conducción tendremos que ir con mucho tiento en curvas abiertas en las que no es necesario girar hasta el tope. Y si estamos acostumbrados a joysticks con más traslado, en los shooters tendremos que jugar bastantes partidas para «recalibrar» nuestra puntería.

Detalle del joystick derecho en el Razer Kishi V2
Aunque su calidad es buena, los joysticks del Razer Kishi V2 tienen muy poco recorrido, dejándonos un escaso margen de maniobra.

Con esto no queremos decir que no se pueda jugar con ellos, ni mucho menos, pero sí que lo vemos como un claro paso atrás. En Gamovil, que solemos tener como referencia el mando de Xbox, nos parece un cambio desacertado que nos aleja de la experiencia de consola que le pedimos a los mandos para móviles de este nivel y precio.

Aun así, debemos decir que la calidad de estos sticks es muy buena y que tras unos días jugando con ellos, logramos acostumbramos a su tamaño y rango de movimiento, aunque esa falta de recorrido siempre estará ahí.

Gatillos con recorrido real, ¡aleluya!

Si hay algo que echamos en falta en la gran mayoría de mandos para móviles son los gatillos con recorrido. Pese a que tenemos un sinfín de mandos que cuentan con todos los botones que tiene un mando de consola, los gatillos siguen siendo una cuenta pendiente para muchos fabricantes, que ya sea por cuestiones de presupuesto o por cuestiones de diseño, no suelen ofrecer esta funcionalidad de la forma correcta.

Detalle del gatillo derecho del Razer Kishi V2
Los gatillos del Razer Kishi V2 tienen un buen recorrido y tamaño. Todo un acierto.

No es el caso de los chicos de Razer, que parecen haber reducido el presupuesto destinado a los sticks para meterlo todo a los gatillos. Como ya hicieron con la primera versión del Kishi, el Kishi V2 incluye gatillos con recorrido, y además están mejorados. Ahora, el recorrido es más suave y progresivo, y, en general, dan la sensación de mayor calidad. Hay una ligera resistencia al ser presionados, aunque nos habría gustado un poco más de dureza y que además esta fuese progresiva para tener un punto más en la parte final del recorrido y mejorar así la experiencia general.

LOS GATILLOS DEL RAZER KISHI V2 SON DE LO MEJOR QUE HEMOS PROBADO EN MANDOS PARA MÓVILES

Sea como sea, gracias a los gatillos con recorrido podremos, por ejemplo, regular la velocidad o la intensidad de frenada en juegos de carreras, algo que sin duda puede hacernos más rápidos. Eso sí, no esperes tanto recorrido ni resistencia como los gatillos de los mandos de Xbox o PlayStation, que siguen estando a otro nivel.

Botones programables: M1 y M2

Justo al lado de los gatillos, el Razer Kishi V2 tiene dos pequeños botones extra programables M1 y M2 mediante la app oficial del mando (Razer Nexus). A estos botones podemos asignarles el rol de otros botones del mando. Es decir, más que botones extra son botones que sirven para duplicar otros botones que ya existen en el mando.

Botones L1, L2 y M1 en el Razer Kishi V2
Los botones M1 y M2 se encuentran junto a ambos gatillos. La posición es buena y son fáciles de alcanzar de una forma natural.

En los ajustes de la app, dentro del apartado de Reasignación del mando, encontraremos esta opción, y tan solo tendremos que pulsar en la pantalla el botón que queramos reasignar, y asignarle el botón que queramos. Por defecto, vienen asignados para actuar como los botones X y A, pero podemos hacer que se comporten como cualquier otro botón.

Además, también podemos cambiar la función del botón que hay justo debajo del stick derecho, que por defecto está configurado para abrir la app del mando, para que en lugar de eso, nos lleve a la pantalla de inicio del teléfono. Sin embargo, en nuestro caso, pese a que lo hemos configurado así, por algún motivo no funciona cuando estamos en medio de un juego.

Función de reasignación de botones programables en el Razer Kishi V2
Los botones M1 y M2 se pueden programar como si fuesen otro botón. Puestos a pedir, no habría estado de más que todos los botones fuesen programables.

Calibración

Ya que estamos manos a la obra con el mando, lo hemos llevado a nuestro banco de pruebas para ver cómo es su puetsa a punto en cuanto a la calibración. Para ello, hemos utilizado una app de calibración disponible en Google Play (Gamepad Test), con la que primero hemos comprobado que todos los botones funcionan correctamente, y luego hemos medido la precisión, zonas muertas, centrado y recorrido de los sticks y los gatillos.

En esta primera imagen podemos comprobar el centrado de todos los ejes. Cuanto más aproximado a cero sea este número, querrá decir que más centrado está el eje, siendo lo ideal el propio cero. En este caso, vemos que hay 4 ejes que no están en el cero, y corresponden a los joysticks analógicos tanto en los ejes con movimiento de izquierda y derecha como en los de movimiento arriba y abajo.

Comprobación del centrado de ejes en gatillos y joysticks del Razer Kishi V2.
Los sticks analógicos del Razer Kishi V2 tienen una ligera desviación en el centrado, aunque no es nada grave.

No se trata de una desviación exagerada ni nada que vayamos a percibir mientras jugamos, pero como hemos dicho, lo ideal es que este número sea cero cuando no se están usando. Se podría corregir añadiendo una pequeña zona muerta al inicio del recorrido, pero el mando no nos da esta opción.

En las siguientes animaciones podemos comprobar cómo es el recorrido de las palancas analógicas (primera imagen) y los gatillos. Si nos fijamos, tanto palancas como gatillos alcanzan el 100% al ser movidos o presionados, por lo que en ese sentido, la calibración es buena.

Prueba de recorrido de los sticks analógicos en el Razer Kishi V2
Prueba de recorrido de los sticks analógicos.
Test del recorrido de los gatillos en el Razer Kishi V2
Test del recorrido de los gatillos.

Los colores rojos y los espacios que quedan en gris nos sirven para hacernos una idea de la precisión y progresividad de los gatillos y palancas. Cuanto menos nos cueste cubrir todo de rojo, querrá decir que esa palanca o gatillo será más preciso, o mejor dicho, nos costará menos ser precisos al usarlos. En este caso, podemos comprobar que los gatillos (derecha) tienen un progreso notablemente más preciso y progresivo que los sticks.

Esto nos sirve para comprobar gráficamente el poco recorrido que permiten los joysticks, como comentábamos más arriba en el análisis, y al mismo tiempo también comprobamos el buen trabajo hecho con el recorrido de los gatillos.

Por último, comprobamos la zona muerta de los sticks analógicos. En la imagen podemos apreciar en color verde el alcance de ambas palancas, el cual es correcto ya que llegan a los límites del espacio disponible (salvo, lógicamente, las esquinas, al ser un cuadrado), lo que indica que no existen zonas muertas que limiten el alcance de las palancas.

Test de zonas muertas de los joysticks del Razer Kishi V2
Los joysticks del Razer Kishi V2 no tienen ningún problema en cuanto a zonas muertas.

Test de zonas muertas de los joysticks del Razer Kishi V2, zona interior.
También somos capaces de cubrir toda la zona interior de verde, lo cual quiere decir que no hay ningún tipo de zona muerta en las palancas.

Sin problemas de input lag

Podemos definir el input lag como es el retraso que se da entre la pulsación de un botón y la respuesta en el juego. Si ese espacio de tiempo es muy grande, la experiencia de juego se verá perjudicada y nos obligará a adaptarnos a la diferencia, lo cual no es lo más deseable. Cuanto más cercano al valor cero sea el input lag, menos percibiremos el retraso y mejor será la experiencia.

Lo normal es que las conexiones físicas presenten un menor input lag, mientras que en las conexiones inalámbricas como Bluetooth o Wifi esté más presente. En cualquier caso, los fabricantes (tanto de mandos como de móviles) deben buscar el menor imput lag posible de forma que no se note a la hora de jugar.

En el caso del Kishi Razer V2, que cuenta con conexión física por USB-C, la respuesta se siente inmediata en todo momento. Hemos jugado a juegos nativos de Android, emuladores y juegos de Xbox Cloud Gaming y la experiencia ha sido perfecta siempre, con un tiempo de respuesta instantáneo, sin ningún tipo de input lag que hayamos sido capaces de percibir.

Funcionalidades extra

En los siguientes apartados comentaremos las funcionalidades extra que nos ofrecer el Razer Kishi V2, la mayoría de las cuales requerirán la instalación de la app oficial del mando, Razer Nexus, que está disponinble en Google Play de forma gratuita. Una aplicación que también es indispensable para mantener el software del mando actualizado a la última versión.

Launcher de Razer

La principal función de la Razer Nexus es la de actuar como un launcher de juegos. Al entrar a la aplicación, podemos ver en horizontal un carrusel con algunos de los juegos que tenemos instalados, y si no nos aparecen todos, podemos añadirlos manualmente a esta pantalla pulsando en «Aplicaciones instaladas» y luego marcando como favoritos los juegos que queramos añadir.

Launcher de la app Nexus del Razer Kishi V2
La app del Razer Kishi V2 hace las veces de launcher.

Desde este launcher también podremos acceder a otra función extra del mando que es la del mapeo en juegos táctiles, de la que hablamos a continuación.

Software para mapear controles en juegos táctiles

Aunque tenemos a nuestra disposición un enorme catálogo de juegos Android compatibles con mando, lo cierto es que aún hay muchos desarrolladores que deciden no dar soporte a gamepads, por lo que solamente se pueden jugar con los controles táctiles. Conscientes de ello, en Razer han ideado una solución que nos permite simular esos botones táctiles para poder jugar con los botones del mando, directamente desde su app.

Para activar esta función abriremos los ajustes de la app e iremos al apartado de «Mando virtual», pulsando en el switch de activación. Después, debemos activar la función en cada juego que queramos mapear. Para ello, en el launcher, pulsamos en «Aplicaciones instaladas», nos ponemos sobre el juego que queramos mapear y activamos el switch de «Mando virtual» que veremos abajo a la izquierda.

Es imprescindible iniciar el juego siempre desde el launcher si queremos usar la función de mapeo, o de lo contrario no tendremos la opción. Una vez dentro del juego veremos una línea circular verde en la parte superior (que no aparecerá si no lo iniciamos desde el launcher). Si la pulsamos, se nos abrirá el software de mapeo.

Software de mapeo virtual del Razer Kishi V2
Con el mapeo virtual podremos jugar a casi cualquir juego con el mando, incluso los no compatibles.

Ahora, podremos añadir los dos joysticks, la cruceta y cualquiera del resto de botones del mando, y colocarlos justo encima de los botones virtuales que correspondan. Podremos modificar el tamaño de cada uno para ajustarlos con precisión.

Software de mapeo virtual del Razer Kishi V2 con CoD: Mobile
Para moverse e interactuar con los menús o para algunas acciones en partida, como usar las rachas de puntos, seguirá siendo necesario usar la pantalla táctil. Aunque con un poco de paciencia puede mapearse casi todo.

Hemos probado con Call of Duty: Mobile, que solo es compatible con algunos mandos Bluetooth, así que no es compatible oficialmente con el Razer Kishi V2. Pero con la función de mando virtual, hemos podido mapear todos los botones táctiles, incluyendo los joysticks para movimiento y control de cámara, botón de disparo con el gatillo R2, botón de apuntar con la mira (gatillo L2), cambio de arma (L1), granadas (X), arma especial (R3), recargar (R1), saltar (Y), agacharse y tumbarse (B) y esprintar (A).

Ajuste de sensibilidad del joystick en el software de mapeo virtual del Razer Kishi V2
Para el joystick derecho, que es el que se usa para el movimiento de cámara, Razer incluye un útil ajuste de sensibilidad.
Ajuste de la opacidad de los botones en el software de mapeo virtual del Razer Kishi V2
También podemos reducir la opacidad de los botones en pantalla para que molesten menos o incluso desactivar totalmente la superposición y evitar verlos.

Aunque todavía es una función en fase beta, nos servirá para mapear fácilmente juegos que no soportan mandos oficialmente. No estaría de más que en un futuro añadiesen perfiles de mapeo predeterminados para los juegos más populares (como CoD: Mobile), algo que sí ofrece GameSir en su app. También echamos en falta ajustes más profundos como el de la sensibilidad en el joystick izquierdo u opciones para configurar zona muertas.

También hbría estado muy bien que los botones M1 y M2 realmente funcionasen como extras y pudiesen tener un comportamiento independiente, ya que hay juegos (como CoD: Mobile) que tienen un gran número de botones para mapear.

Si la función de Razer se nos queda corta, siempre podremos recurrir a una aplicación para mapear botones táctiles.

Capturas de pantalla fáciles, grabación y streaming

El gamepad tiene un botón dedicado a capturar la pantalla. Si lo pulsamos, se hará una captura de pantalla de forma instantánea, igual que si la hiciésemos normalmente con el propio móvil. Puede resultar útil para captar rápidamente algo interesante de alguna partida que estemos jugando.

Este botón tiene doble función, y es que si mantenemos pulsado un par de segundos, se iniciará la grabación de pantalla en cualquier momento durante la partida. Al hacerlo, el pequeño led del mando se iluminará (o debería, porque no siempre lo hace), y además aparecerá una notificación en nuestro móvil indicando que la pantalla se está grabando. Desde esa notificación podremos parar la grabación.

Detalle de cruceta y botón de captura de pantalla en el Razer Kishi V2.
El botón de captura de pantalla se sitúa justo debajo de la cruceta direccional.

Sin embargo, debemos decir que hemos tenido problemas con esta función. A pesar de que nos aparecía la notificación de grabación, al finalizarla no hemos encontrado la grabación por ningún sitio en el almacenamiento de nuestro dispositivo (y hemos buscado de todas las formas posibles).

Solamente en una ocasión, de unas 10 grabaciones que hemos intentado, se guardó un clip en la memoria del teléfono, dentro de la carpeta «Call of Duty» que creó el propio mando (entendemos que porque estábamos grabando ese juego). Lo cierto es que no hemos sido capaces de averiguar el porqué de este errático comportamiento.

Algo parecido nos ha ocurrido con la función de streaming en directo. En la app podemos asociar nuestras cuentas de YouTube y Facebook para luego hacer emisiones en directo en la que elijamos. Pero tampoco hemos logrado hacerla funcionar, ya que al darle al botón para iniciar streaming que está dentro de la app, nos aparecía un mensaje de que ya estábamos grabando la pantalla (cuando no lo estábamos haciendo), y que por tanto no se podía iniciar la retransmisión.

Puede que estos problemas tengan que ver con algún tipo de incompatibilidad con nuestro teléfono de pruebas, o bien puede que sea un bug de la aplicación Razer Nexus. Sea como sea, no hemos podido probar esas funciones multimedia por nosotros mismos y, salvo la captura de pantalla estática, que sí nos ha funcionado bien, todo lo relativo a grabación de vídeo no.

USB-C para carga simultánea

Cable conectado al puerto de carga simultánea del Razer Kishi V2
La carga simultánea del Razer Kishi V2 funciona a la perfección, como si tuviésemos el móvil directamente conectado a la corriente.

El Razer Kishi V2 incluye un puerto USB-C hembra en el lado derecho, que sirve para cargar el móvil al mismo tiempo que lo tenemos conectado al mando y estamos jugando. Es una función realmente útil para sesiones largas de juego en las que muchas veces no nos quedará más remedio que conectar el móvil a la corriente por falta de batería.

Con esto, evitamos tener que parar de jugar para cargar el móvil. Eso sí, lo normal es que la temperatura del dispositivo aumente considerablemente, ya que al conectar la batería a la corriente esta aumentará sus grados de funcionamiento y repartirá el calor por todo el móvil, lo que puede llevar a generar problemas de rendimiento por thermal throttling si el juego es muy exigente.

Nuestra opinión sobre el Razer Kishi V2

Detalle del mecanismo de apertura con el logo trasero de Razer del Razer Kishi V2
Los detalles de marca de Razer están presentes en el mando, como el logotipo en la parte trasera, que aparece al estirar el mando y se oculta cuando está cerrado.

El Razer Kishi V2 nos ha gustado. Es un mando con una calidad percibida muy lograda, y que ofrece una experiencia de juego de notable alto, aunque nos quedamos con la sensación de que el conjunto habría sido mucho más redondo si hubiese incorporado unos joysticks analógicos con mayor recorrido y tamaño.

A pesar de que tiene margen de mejora, es un mando que sin ninguna duda recomendaríamos comprar.

¿Qué mejoraríamos?

  • Que vuelvan los joysticks analógicos del primer Kishi. Razer ha dado un paso atrás en las palancas analógicas, implementando unas de menor recorrido y tamaño que las del Kishi original.
  • Un software más pulido y con más funciones. Se agradece contar con una app oficial que funcione como launcher o con añadidos como el mapeo virtual, aunque consideramos que se le podría sacar más partido con alguna función extra. Además, las funciones de grabación de pantalla y streaming no han funcionado en nuestro caso.
  • Botones de mayor tamaño. Aunque es algo habitual en los mandos para móviles, ya que lo que se busca es crear dispositivos lo más compactos posibles, consideramos que podría haber espacio suficiente para unos botones un poco más grandes, especialmente los A/X/B/Y.
  • Conector de 3.5 mm. Aunque siempre podemos usar auriculares Bluetooth, no habría estado de más ofrecer la posibilidad de poder conectar dispositivos de audio por cable.
  • Una funda para transportarlo. Razer no incluye ninguna funda al comprar el Razer Kishi V2 como sí incluyen otras marcas como GameSir. Sería un gran detalle teniendo en cuenta que se trata de un mando que podríamos llevar siempre con nosotros. Por suerte, algunos fabricantes ajenos a Razer han pensado en ello, y tenemos varias opciones por menos de 20 euros.

Valoración final

Con todo lo que hemos visto, estos son los puntos positivos y negativos que hemos visto en el Razer Kishi V2, y nuestra valoración final.

Alternativas al Razer Kishi V2

  • El primer Razer Kishi. Tiene ciertas ventajas como unos joysticks mucho mejores o el hecho de que se compacta más cuando no lo estamos usando, haciéndolo más cómodo de transportar. Además, actualmente se puede encontrar por precios muy interesantes de alrededor de 60 euros.

Razer Kishi

Gatillos con recorrido, joysticks de mando de consola y muy compacto a la hora de transportar.

  • El GameSir X3 Tipo-C. Lo hemos mencionado varias veces durante este análisis, y es que por el precio y las funciones que ofrecen, es uno de los rivales más directos del Razer Kishi V2. Incluye un ventilador para favorecer la refrigeración (que se nota, como vimos en nuestras pruebas) y unos joysticks mejores, aunque se pierden los gatillos con recorrido y se gana en peso y tamaño.

GameSir X3 Type-C

Érase una vez… un mando a un ventilador pegado. Ideal para mantener la temperatura controlada en nuestras largas partidas.

  • Backbone One para Android. Que recientemente estrenaba una edición PlayStation en color blanco (aunque también cuenta con un modelo estándar en negro). Los joysticks son similares a los del Kishi V2, y los gatillos también tienen recorrido y son sensibles a la presión. Además, cuenta con jack de 3.5 milímetros para auriculares, y una aplicación muy lograda que aporta un buen número de funciones extra.

Backbone One (PS Edition)

El tercero en discordia, con diseño similar al Kishi V2 y un buen número de funciones extra ppor software.

Si quieres ver otros mandos también en otros formatos además del telescópico, visita nuestro artículo sobre los mejores mandos para móviles.

Preguntas frecuentes

¿Con qué móviles funciona el Razer Kishi V2?

El Razer Kishi V2 funciona con móviles Android (versión USB-C) o iPhone (versión Lightning) de hasta 170 milímetros de largo y 11,5 milímetros de grosor.

¿Qué juegos son compatibles con el Razer Kishi V2?

Todos los juegos Android que tienen soporte para mandos son compatibles con el Razer Kishi V2. Además, incluye un software para mapear controles virtuales en juegos no compatibles.

¿Tiene haptic feedback el Razer Kishi V2?

No, el Razer Kishi V2 no cuenta con haptic feedback.

¿Cómo actualizo el firmware del Razer Kisho V2?

Para actualizar el firmware del Razer Kishi V2 es necesario instalar la app Nexus de Razer, y acceder al apartado de Firmware en las opciones de la app, con el mando conectado.

¿El Razer Kishi V2 funciona con la funda del móvil?

Sí, el Razer Kishi V2 se puede usar con la funda del móvil puesta en la mayoría de casos, aunque dependerá del tamaño del móvil y la propia funda.

¿Cuál es el tamaño máximo de móvil para el Razer Kishi V2?

El Razer Kishi V2 acepta móviles de hasta 170 milímetros de largo y hasta 11,5 milímetros de grosor.

¿El Razer Kishi V2 funciona con Remote Play de PS5?

Sí, el Razer Kishi V2 funciona con Remote Play de PS5.

¿Es necesario cargar el Razer Kishi V2?

No, no es necesario cargar el Razer Kishbi V2, ya que no cuenta con batería propia. Se alimenta de la conexión USB-C con el móvil.

¿Funciona el Razer Kishi V2 con emuladores?

Sí, el Razer Kishi V2 funciona con emuladores.

¿Funciona el Razer Kishi V2 con Call of Duty: Mobile?

Call of Duty: Mobile no tienen soporte oficial para el Razer Kishi V2, pero gracias al software de mapeo que incluye el mando, se pueden mapear los controles virtuales y jugar a la perfección. Mira el apartado del software de mapeo para más información.

¿Funciona el Razer Kishi V2 con Genshin Impact?

El Razer Kishi V2 no funciona oficialmente con Genshin Impact, pero igualmente se pueden mapear los botones virtuales mediante el software que incluye el mando.

¿El Razer Kishi V2 tiene jack para auriculares?

No, el Razer Kishi V2 no tiene jack para conectar auriculares por cable.

¿Tiene Bluetooth el Razer Kishi V2?

No, el Razer Kishi V2 no cuenta con conexión Bluetooth. Se conecta físicamente mediante el puerto USB tipo C.

Enlaces de interés:

En Gamovil analizamos de forma independiente los dispositivos que recomendamos. Si compras a través de nuestros enlaces, podríamos llevarnos una comisión. Lee más sobre cómo obtiene ingresos Gamovil.